domingo, 30 de septiembre de 2007


Khan el Kalili…


El Khan Khalili es el bazar de Cairo, es un lugar fascinante donde puedes sentir y vivir el comercio árabe, los aromas, las calles angostas, la gente, las mil chuchearías que venden, los gritos y los llamados para que compres hacen que este lugar sea único.
Las calles son verdaderos laberintos y no es difícil perderse, pero para mi eso por mucho tiempo y muchas visitas fue lo mas entretenido, nunca sabia donde estaba y por donde podía salir, así que mis paseos eran eso, ir a perderse.

En el Khan esta el café de Naguib Mahfouz (premio Nóbel de literatura) este café es el mejor lugar para recuperar energías y seguir caminando, también esta el café de Fishawi, que es el mas popular.

En el bazar se encuentran las cosas más increíbles, desde imitaciones de carteras de marcas famosas hasta antigüedades de dudosa procedencia.
El lugar es de verdad un paraíso para los cachureros, la tienda que mas me gusta es la de Jordi, donde hay de todo.

El dato mas importante de este lugar es que se debe tener claro que el precio final a pagar por algo siempre será menos de la mitad de lo que te dicen que cuesta, en esto esta la gracia, en el poder conseguir el precio mas justo para ambas partes, aunque siempre te vas con la idea de que podrías haber pagado menos.

Para la primera comunión de mis niñitas pague después de mucho mucho negociar 60 libras por dos galabellas (túnicas blancas) y me fue feliz pensando que el precio había sido increíble y que mi capacidad de negociar mejoraba cada día, después necesite dos mas y le pedí a “A” que las comprara diciendo que habían costado 30libras cada una, bueno el entendió que eran 30 libras por las dos y eso fue lo que finalmente pago, plop!!!!

Los comerciantes del lugar tienen una habilidad increíble de saber que idiomas hablas, incluso si vas mudo, ellos sabrán que hablas español y te dirán la frase típica “hola coca cola”, la mayoría habla varios idiomas y los ves saludando a los japoneses, chinos o rusos en su propio idioma, esto es lejos lo mas divertido, ver como se intenta negociar mezclando los idiomas como si fueran uno.
En general y como en todos los lugares turísticos de Cairo ellos son como dice “Z” moscas playeras, te persiguen hasta el cansancio para que les compres y una vez que caes en sus manos te llenan de te, el cual sirven en vasos cortos y llenos de azúcar.

Yo cada vez que puedo voy y siempre soy la primera que se ofrece para llevar a alguien nuevo a este lugar, como sea siempre veo algo distinto, siempre disfruto caminar en las calles de cosas colgadas por todos lados, esquivando la basura y los miles de gatos, que gracias Dios espantan a los ratones. Aquí parece que el tiempo se detuvo, parece que entraras al mismo lugar de hace cientos de años atrás donde los mismos comerciantes te ofrecían las mismas cosas.

El Khan el Khalili que por lo demás se pronuncia con J, ya que la kh en árabe tiene ese sonido, esta lleno de historias y se han inspirados varios libros en lugar, una de las historias dice que un caballero enamorado dejo un beso en un pilar en la calle de los Milagros antes de partir a un país lejano en su caballo alado, la mujer enamorada iba a buscar su beso en espera del hombre que jamás regreso. El pilar esta ahí y la calle también, el milagro nunca se realizo, cosas de Cairo.

viernes, 28 de septiembre de 2007


El llamado a la oración…

Yo figuraba en el carrefour a pocas horas de haber llegado a Cairo, comprando lo necesario para los primeros días, no les digo chistoso que fue ver los mondadientes justo al lado de las pastas y cepillos de dientes, jajaja, bueno lo del supermercado se los contare otro día, fue ahí en carrefour donde escuche por primera vez el llamado a la oración.

El llamado se hace por parlantes y todo, todo Cairo lo escucha, las Mezquitas tienen unos altavoces hacia la calle y de verdad no hay lugar donde no se escuche el llamado.
Yo estaba en el pasillo de las carnes cuando escucho a un hombre que por micrófono y muy fuerte dice “Allah Akmar” (por supuesto que en su minuto no sabia que decía eso), mi primera reacción fue de susto, realmente mi primera reacción fue “que ch…..es eso????!!!!!!”, “A” me explico que era el llamado a la oración, después del llamado viene la lectura del Coran, así que mientras elegía entre comprar carne de bufalo o de veal yo escuchaba el Coran junto a los egipcios que hacían sus compras al igual que yo, por supuesto que no entendí nada...

Las oraciones o Salats se hacen 5 veces al día y las horas dependen de la posición del sol. Para los musulmanes con el ocaso empieza un nuevo día, así que la primera oración es a esa hora y se llama “Salat Magrib”, la segunda es cuando cae la noche “ Salat Isha”, la tercera es al amanecer “Salat al Fair”, la cuarta es al medio día “”Salat Dahr” y la ultima “Salat Asr” se hace cuando la sombra de un objeto es el doble del tamaño verdadero. Por supuesto que para determinar las horas hay observadores en cada lugar de los países árabes.

Las oraciones se hacen orientándose la Kaaba, que es la mezquita sagrada y que esta en la Meca, lugar de nacimiento del Islam en Arabia Saudita.

Seguramente alguna vez han visto que los musulmanes para rezar se agachan, se paran y apoyan la cabeza en el piso, bueno cada una de estas inclinaciones tiene un objetivo, pero no me corresponde a mi explicarles como rezan, lo que si les puedo decir que es una sensación muy especial el verlos seguir esta coreografía y creo que es además una manera muy sabia de desconectarse del mundo por unos minutos y 5 veces al día, de verdad cuando ellos terminan las oraciones se ven mas relajados, mas frescos.

En público solo rezan los hombres, las mujeres rezan en lugares especiales, antes de comenzar las oraciones deben estar limpios, así que se lavan las manos hasta los codos, la cara y los pies, en todas parte se encuentra agua para esto y en las mezquitas estas los patios de ablución o lavado, en caso de no tener agua se pueden limpiar con arena limpia (me imagino que esto será para los que andan en el desierto), el piso y la ropa también deben estar limpios, por eso usan las alfombras.

Como dato personal, muchas veces me he encontrado con la boca abierta viéndolos rezar, muchas veces también me pongo los lentes de sol para no ser imprudente y mirar tranquila, bueno la verdad que en Egipto he vivido con la boca abierta, no se si seré muy impresionable o realmente todo esto es mayor a lo que mi cabeza podía imaginar.

Pd. La foto muestra el patio de ablución de la Mezquita de Mohamad Ali.

jueves, 27 de septiembre de 2007


Con sangre chilena…..



Al llegar debía buscar rápidamente un colegio para mis niñitas, ya era abril y el año escolar por estos lados finalizaba en julio. “A” después de estar 4 días con nosotras debía regresar a su trabajo que esta a 200 km. de Cairo, rápidamente empezaron los llamados telefónicos a las compatriotas residentes para tener recomendaciones y por supuesto encontré alguien que me ayudo, “P”, ella ya vivía aquí por 11 años, fue un ángel.
El primer problema era el idioma y no necesariamente el árabe que es la lengua oficial, si no que ellas tampoco hablaban una gota de ingles, pero aun así la alternativa era un colegio internacional con sistema americano o británico, sistemas que por lo demás yo no conocía, dentro de mi ignorancia total del tema la elección fue de un colegio con sistema americano, que además tenia un programa especial para niños que no hablaban ingles (remedial english).
Así se embarcaron las niñitas en este desafío, con una valentía que me sorprendió y solo apoyadas de dos papelito que decían en ingles “quiero ir al baño” y “ pueden llamar a mi mama???”, yo no se si a sus edades yo habría podido.
No se como explicar la angustia que me genero dejarlas en el colegio el primer día, sabiendo que solo entendían el significado de “hello”, pero por supuesto ellas fueron mas fuertes que yo y lo lograron y nunca hicieron uso del segundo papelito.
A los tres meses ya hablaban ingles y de regreso de vacaciones de verano y después de intensas clases particulares hablaban, leían y escribían en ingles.
Después de aprender un poco sobre los distintos sistemas y cuando el idioma ya no era impedimento, optamos por el sistema británico.
Cuando las miro realmente me siento orgullosa de ellas, con sus mañas, pataletas, enojos y todo eso que es propio de los niños, ellas crecieron, lo hicieron rápido, les dolio, pero no se dieron cuenta, yo solo lo puedo percibir ahora y definitivamente mis hijas son unas grandes “MUJERCITAS CON SANGRE CHILENA”


PD. Pucha que se echa de menos.

miércoles, 26 de septiembre de 2007


Ramadan….

Podría seguir un orden cronológico de nuestra vida en Cairo, pero prefiero contarles lo que estamos viviendo en este momento y por segunda vez.
Estamos en el mes de Ramadan, o en el mes de ayuno de los musulmanes, la intención de este ayuno es “vivir como los pobres”, no se puede consumir ningún tipo de alimentos, líquidos o tener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta de sol.
El mes de Ramadan se rige por el calendario islámico lunar, este calendarios es 11 o 12 días mas corto que el calendario solar, por lo que cada año Ramadan se adelanta esa cantidad de días (11 o 12) y desde que empieza los días se cuentan como día 1 de Ramadan, día 2 de Ramadan etc.
Bueno esa fue una explicación breve de lo que es en base este mes.
Como les dije antes esta es el segundo Ramadan que vivimos o mejor dicho que observamos y así como el primero no deja de impresionarme, es increíble como todo un país cambia por una celebración religiosa, la gente corre para llegar a sus casas a la hora del Magrib (llamado a la oración previo a romper el ayuno), luego viene el eftar (desayuno) que es a la puesta de sol.
Las calles se llenas de carpas de telas de colores con mesas donde la gente mas pobre comerá, otros se paran en las aceras para dar agua a los automovilistas o a todo aquel que la necesite, el desgaste que sufren los musulmanes es fuerte y eso hace que estén de muy mal humor, nerviosos, ansiosos. Para nosotros es mejor no salir en los momentos previos al magrib, ya que el caos es total.
Tengo una amiga musulmana que prefiere no hablar durante el ayuno, ya que las malas palabras o pensamientos están prohibidos y la privación de café y cigarrillos los deja con los ánimos no muy relajados.
Se debe “vivir como los pobres” y vemos a la gente pobre hacer el ayuno, esto es lo que encuentro mas valorable de todo, el echo de reconocer que siempre hay alguien mas pobre que tu, en lo material o en lo espiritual, es también la gente pobre o de clase media la que realmente vive el ayuno como un sacrificio ya que para algunos empresarios o la gente rica se les hace mas fácil dormir de día y vivir de noche.
En los campos la gente sigue con sus labores, muchos de ellos se desmayan y ni siquiera en su inconciencia aceptan un poco de agua, es tan fuerte su religiosidad que realmente asombra.

Ramadan es Karin, quiere decir que es generoso, por eso en esta fecha es más valorada la limosna.
De verdad el vivir y convivir con musulmanes me hizo cambiar mi opinión tan occidental del Islam y realmente y a pesar de que en esta fecha todo es más estresante, les saco el sombrero y los respeto por vivir en su fe.

اشهد أَنَّ لا إله إلا ألله وأَن محمدا رسول الله "Doy fe de que no hay más divinidad que Dios y Mohammed su profeta". (En estas palabras se basa la doctrina islamica).

martes, 25 de septiembre de 2007


Partimos...

Al abrir la puerta del departamento amoblado que nos daba la empresa me lleve mi primer shock, con techos altos, arcos estilo romano y un sin fin de muebles con patas de camello, este seria el lugar donde teníamos que acomodar nuestro 20 kg.
Si bien no me gusto para nada, con tiempo y paciencia empezó a ser nuestro hogar.
Al tercer día de haber llegado tocan la puerta, era una mujer que vestía galabella y se tapaba el pelo, traía un papel escrito en árabe, se pueden imaginar mi cara, ella se esforzaba en explicarme algo en árabe, pero realmente yo no podía distinguir una palabra de una frase, este fue mi primer encuentro con la que seria por muy pocos días mi “nana”, todo me impresionaba, ella se sacaba los zapatos para entrar a la casa, no pisaba las alfombras, me trataba de “madame” , me ofrecía “nescafe” cada 5 minutos, comía en el piso y por mas que le mostré las sillas y la mesa, en su corta estadía jamás las uso. Era buena, pero la barrera idiomática nos separo, así fue como opte por buscar una extranjera, alguien que hablara ingles y no fue difícil, hay una gran variedad, desde filipinas, ugandesas, etíopes etc., todas ellas buscando mejores alternativas de vida, igual que nosotros.
A diferencia de nuestro país, ellas saben lo que quieren y lo que valen, son muy claras en decir que cada hora extra vale 10 libras, en la primera entrevista preguntan cuales serán las funciones, si se te olvida alguna, fregaste, a mi se me olvido mencionar el planchado. Ahora me acompaña una etiope que es un encanto y que quiere mucho a las niñitas, creo que tengo suerte, ya que como en todos lados las historias de las “nanas” son infinitas.
Desde mi departamento tengo una vista envidiable del río Nilo, pero por desgracia también tengo el ruido infernal de la calle y del grave tic que afecta a los conductores de Cairo, la bocina, sin tener razón la usan constantemente. El trafico de esta ciudad es tremendo, no hay semáforos, discos pare o seda el paso, acá se maneja “alatul” como dicen ellos, ( alatul significa ve con Alah y tiene múltiples uso, el mas común es seguir para adelante).
Desde que conocí esta palabra la he tomado como desafió de vida……ahora solo voy ALATUL.

Que dificil empezar......


Pasaron menos de dos meses desde que nos hablaran de Egipto hasta que estabamos arriba de un avion camino a Cairo, llenos de ilusiones, de nervios, pensando que era una super opcion familiar, que esta experiencia de vida seria la mejor de todas, traiamos nuestras ganas de mejorar, de aprender, de vivir, con las ganas y las ilusiones a mil.

En menos de dos meses debimos reducir nuestra vida a 20 kg. ( lo permitido por la linea aerea), que dificil, si bien nunca senti un gran apego a las cosas materiales, debia priorizar mi equipaje, mi historia, mis afectos, asi fue como lo que menos traje fue ropa y nuestras maletas se llenaron de libros, recuerdos, fotos y de todas esas cosas que harian mi llegada mas grata.

Sali de Chile con mis 3 niñitas un dia 4 con destino a Buenos Aires para luego embarcarnos a Milan, despues de unas largas 6 horas en el aeropuerto (sin poder fumar) por fin despegamos a Cairo, aterrizamos un dia 6 a las 14:30 con un calor tremendo y una humedad jamas sentida por mi, nos esperaba "A" (mi marido, que viajo antes), tan lindo el, ansioso de vernos y de mostrarnos lo poco que ya conocia.

Asi partio nuestra aventura en estas tierras arabes o africanas, como quieran llamar a Egipto.

Cairo es increible, lleno de historia, de luces, de gente, de autos, de basura, lleno de todo.

Quizas aqui podria desahogar mis penas, pero creo que las dejare para mi y les contare como es vivir en Cairo y lo que hemos podido ver.....ya tengo dos años aqui y partire de apoco, con tiempo les contare de las tormentas de arena, de Ramadan, de las piramides y de miles de cosas que solo se pueden vivir aqui.