miércoles, 31 de octubre de 2007


Hay días en que las ausencias no se notan y otros en que son gigantes.

Hay días que recuerdo cada abrazo, cada beso, cada risa, cada llanto y en esos días busco mi refugio, busco donde dejar las penas y alegrías que me hicieron sentir.

Hay días en que preferiría no saber de nadie y hay días en que quiero saber de todos.

Hay días en que la distancia con los afectos y los amores hace que me pierda en los recuerdos.

Hay días en que entiendo y hay días en que no quiero entender más.

Hay días en que quiero recuperar todo eso.

Hay días, y muchos días en que quiero verlos y volver a sentirlos cerca.




Un cortado simple y un express por favor.

martes, 30 de octubre de 2007


Un desahogo……




Con la pérdida del equipaje de “Z” nos hemos enfrentado a la cara fea de las egipcias e italianas, mujeres que no tienen posibilidad de sonreír y que seguramente desde sus puestos se sienten superiores a sus congéneres.

Es terrible la burocracia para recuperar “TU” equipaje, se deben llenar formularios, hacer 500 llamadas telefónicas, suplicar por una respuesta y esperar y esperar.

La superioridad que sienten estas mujeres es extrema, ellas son las dueñas de la información y no la compartirán con nadie,

Hemos tenido que esperar en dos ocasiones sentadas frente a los mostradores y no puedo entender como la gente permite ser tratada de manera tan despectiva.

Hace dos días debíamos ir a las oficina de Alitalia y hablar con Maria, encargada de lost and found, su jornada de trabajo es de 9 a.m. a 1 p.m., bueno ella llego a las 10:30.
Todo era un problema, todo se debía hacer en un lugar distinto, ella no era responsable de nada, ni hablar siquiera de decir “lamentamos las molestias que le hemos generado como empresa”. Acá no existe el curso de “calidad de servicio” o de “atención al pasajero”.

Hoy fue el turno de ir al aeropuerto, que les puedo decir, si Maria tenia cara desagrado permanente, la mujer del aeropuerto le ganaba por mucho, nuevamente esperamos y esperamos, lo único que logramos fue que nos llamaran para darnos el numero de reclamo por las cosas faltantes dentro de una de las maletas recuperada, PLOP!!!!!!!

Termine sintiendo pena por esas mujeres que odian sus trabajos y que son incapaces de ponerse, por un segundo, en el lugar de alguien que esta teniendo una dificultad.

Creo que todo este proceso habría sido mas grato con tan solo haber escuchado una vez un “Disculpe, trataremos de solucionar su problemas” y no los miles de “peros” y de “no es mi responsabilidad”.

domingo, 28 de octubre de 2007


La espera de “Z”



Hace unas madrugadas atrás fuimos al aeropuerto a buscar “Z”, su vuelo aterrizaba a las 01:40 a.m., al llegar nos encontramos con una multitud en la sala de espera, pensamos que tal vez llegaba alguien famoso o quizás un equipo de football, ya que para los egipcios este es el único deporte que existe, pero al poco rato nos dimos cuenta que estaban llegando 8 vuelos procedentes de distintos países árabes, 5 de ellos de Arabia Saudita, la gente estaba amontonada y sobre excitada.

Cuando salio el primer grupo de pasajeros vimos que venían de La Meca.

El peregrinaje a La Meca es uno de los pilares del Islam y deben realizar este viaje al menos una vez en su vida

Hombres y mujeres vestían completamente de blanco, ellas con el pelo cubierto por el velo y ellos sin pelo, rapados completamente y algunos usando un gorrito blanco.

La gente gritaba, se besaba y abrazaba, muchos también lloraban al ver a sus peregrinos regresar de tan importante viaje.

Todos ellos traían unas bolsas de plástico transparentes selladas con bidones de agua en su interior; esta agua es del Pozo de Zampan, ellos beben de el y adema le atribuyen propiedades medicinales. Este pozo es considerado santo y se dice que lo abrió el Ángel Gabriel.

La espera era familiar o por barrio, ya que al menos habían 10 personas por cada una que llegaba.

En un minuto, entre los abrazos y miles de besos que se dan yo sentía un nudo en la garganta, no se si de la emoción de ver sus caras de felicidad o del susto que me dio todo el caos que provocaban.

La gente gritaba, golpeaba los vidrios de las puertas, la policía esta sobrepasada y no tenían como controlar a la multitud.

Como eran tantos yo pensé que no vería jamás salir a “Z”, así que opte por pararme en una silla de descanso y con eso sume al menos 30 cms. a mi metro y 78, estuve ahí parada por mas de 45 minutos y no veía ni un solo rulo de la viajera.

Desde la altura vi todos y cada uno de los abrazos, de las lagrimas y de la alegría que tenían de recibir a sus peregrinos.

Cuando eran las 3:00 a.m. empezamos a preocuparnos, tal vez “Z” ya había salido y no la veíamos, quizás tuvo algún problema con la policía, quizás perdió su conexión y no había podido comunicarse.

Al rato y aun sobre la silla la vi a través de la puerta de vidrio que separa el hall de espera con el lugar de retiro de equipaje, ahí estaba, era cosa de esperar a que saliera.

Salio al rato después solo con una maleta de mano, su equipaje estaba perdido y sigue perdido hasta hoy, ese equipaje tan preciado por todos, para ella por sus cosas y para nosotros por los encargos.

Cuando “Z” salio la multitud se había ido en su gran mayoría y su demora fue por que un grupo similar estaba adentro y también tenia se pequeño caos.

Welcome to Cairo “Z” y a todos los peregrinos que hicieron el viaje mas importante de sus vidas.

jueves, 25 de octubre de 2007


Una historia suelta...


El año pasado, para mi abril 2007, ya saben el tema de mis fechas, yo estaba feliz en mi clase de ingles en el Consulado Británico y en ese día en puntual, debía compartir mesa con 2 compañeros para hablar de música, en ese tiempo venia Shakira a Cairo a dar un concierto, así que fue tema obligado, uno de mis compañeros era coreano y el otro egipcio, el coreano prefería otro tipo de música y podía expresar claramente sus intereses y sus gustos musicales, para mi compañerito egipcio la cosa era distinta, a el solo le gustaba la música tradicional árabe y todo lo relacionado con el pop era harám (pecado), incluida Shakira, quien desde su visión era una pecadora, así como también todas las cantantes Libanesas que acá son muy populares.

Después de sus mas de 50 “harams” y creyendo que soy una persona tolerante y respetuosa de otras opiniones preferí pararme y cambiar de mesa o dejaría de ser respetuosa.
El tipo era fanático y para el yo también era una pecadora que llevaba el pelo al aire y usaba jeans.

Al pasar de los días, nos cambiaron profesor y con esto empezaron nuevamente las presentaciones personales, al llegar el turno de “Mr Haram” el dice, se los daré traducido a español,
“Mi nombre es Mohammad, soy abogado, casado, 2 hijos y la próxima semana me caso nuevamente”, inmediatamente y sin pensar (error), le pregunte si se había divorciado y me dijo, bien suelto de cuerpo, “ No, tomare una segunda esposa, una mas joven”, mi cara se cayo y no pude disimular el shock.

Yo puedo entender que la poligamia esta permitida, que es parte de su religión, pero que la respuesta sea porque quiere una mas joven, lo encontré por decir lo menos asqueroso, el no planteaba sentimientos, ni afinidades, solo quería una mas joven.

El musulmán puede contraer matrimonio hasta 4 veces y cada mujer debe estar en igualdad de condiciones en relación a las otras, están todas bien o todas mal, el hombre debe ser equitativo en todo, en sus visitas, en los regalos, en el tiempo dedicado y en su calidad, seamos honestos , ¿es esto posible?, definitivamente NO.
.
El matrimonio musulmán es un contrato civil o un mandato coránico y no un sacramento, la mujer no esta presente en el minuto en que se casa, ya que es una instancia de hombres, novio, padre de la novia y testigos, ella solo participa de la fiesta.

Dentro del contrato se puede estipular que la mujer no acepta que se le impongan nuevas esposas y se convierte en un matrimonio monógamo, cuando no esta la cláusula, el marido puede contraer matrimonio nuevamente sin necesidad de que exista divorcio de las mujeres anteriores, ahora, la primera mujer tiene el derecho de saber que su esposo contraerá matrimonio nuevamente, antes esto no era así, y se encontraban las viudas en el funeral

¿Qué sentirá una mujer a la que se le dice, “me voy a casar con una más joven”?, ¿no se aplican en estos casos los derechos humanos?, ¿no es esto una agresión sicológica?

O, ¿pasa a ser esto la solución para que los hombres no tengan amantes y se plantean de manera mas honesta que el hombre quiere a otra mujer pero no abandonara a la madre de sus hijos?
O, ¿Será que como muchos de los matrimonios son arreglados por la familia, ellas aceptan para zafarse del marido?

Al ser una sociedad machista, es solo el hombre el que puede disponer de más esposas, ¿que pasaría si las mujeres quisieran más esposos?

Who knows?

martes, 23 de octubre de 2007


The Egyptian way


Lo egipcios tienen su manera de hacer las cosas, no es una crítica, no quiero decir que sea mala, pero es su forma y cuesta acostumbrarse a ella.

Manejan los autos como si jugaran play satation o para los mas antiguos Atari.
No existen las reglas, la constate es la bocina y la ley del mas fuerte o del auto mas grande.

Cuando quieres arreglar algo en la casa debes saber que nada queda bien hecho a la primera, siempre deberás llamar a dos o tres personas para que reparen lo que hizo el primero o el segundo y una vez que esta listo ya tienes otra falla y empieza el circulo de nuevo.

Acá la palabra “mantención” no existe, las cosas se solo se reparan, el ejemplo mas claro de ello son los ascensores, aun no veo uno decente en todo Cairo, todos dan pena.

La primera vez que quedamos atrapadas en el de nuestro edificio fue caótico, las niñitas lloraban y yo no sabia a quien llamar por teléfono, ya que “A” trabaja a 200 Km. de la casa, después de 20 largos minutos dentro del hoyo oscuro nos abrieron la puerta y saltamos literalmente del ascensor, en ese minuto llego mi llanto, esto fue al tercer mes de estar viviendo acá, después de eso hemos quedado dentro de la caja que nos transporta por estos 10 pisos una infinidad de veces, ya es chistoso y solo lo tomamos como una perdida de tiempo, la gran solución a esto es que envían unos “técnicos” que aprietan dos tornillos y ya.

El problema mayor viene cuando definitivamente no hay ascensor, eso me paso hoy y por cuarta vez esta semana, pero fue justo para bajar a tomar el bus del colegio. Después de una espera prudente y ver que la maquinita no llegaba, tuve que cargar las 3 maletas, porque no son mochilas, que mis hijas arrastran para sus clases y bajar los 10 pisos corriendo para no perder el transporte. Ni les digo el dolor de hombros y pantorrillas.

La propina es ley, todos la quieren, aunque no la merezcan, incluso los dependientes de las tiendas muchas veces te piden propina si te atendieron como corresponde. Si vas al mercado de las telas, hasta el que la corto y la puso en bolsa te pedirá su “comisión”.

La coima es cosa de cada día y con todos. Si quieres algún documento rápido, debes pagar, si quieres estacionarte por 5 minutos en una calle debes darle “propina” al policía que te cuidara el auto.

Me pueden creer que jamás he ido a extranjería a renovar mi visa, pues así tal cual, va otra persona por mi, se lleva los pasaportes de la familia y regresa después de un par de horas con todos nuestros papeles al día, esto, por supuesto tiene un costo que se llama “coima”.

Las filas o los turnos no existen, puedes estar con tu carro en el supermercado y sin preguntar siquiera alguien se pone delante de ti y ya.
Ni hablar en los juegos de entretención de niños, nadie tiene paciencia para esperar y saltan las rejas o se ponen descaradamente delante de ti.

A veces creo que en los colegios de Egipto deberían dar clases de educación cívica.

A mi amiga “M”, recuerden que es egipcia, le pegunte como se decía “disculpe” en árabe y ella abrió sus ojos y me dijo, “para que quieres saber, esa palabra no se usa”, hasta hoy no se como se dice y uso el “sorry”, pero al parecer esta fuera del vocabulario.

A los egipcios les dicen IBM y creo que esto representa 100% su manera de hacer las cosas, Inshaala (si Allah quiere), Bucara (mañana), Munquen (quizás).

Como dije al principio, esto es “The Egyptian way” y te acostumbras o sufrirás cada minuto que vivas aquí, yo opte por tratar de acostumbrarme, pero también tengo mis días de furia.

domingo, 21 de octubre de 2007


34 veranos y un invierno



Creo que lo que mas me ha costado acá es acostumbrarme a los días, a cambiar las temperaturas de los meses del año y a la estructura escolar.

Vamos de a uno, la semana comienza el domingo y termina el jueves.

El viernes es de oración, es el día en que van a la mezquita, en lo práctico esta casi todo cerrado y es algo así como nuestro domingo chileno y dan unas ganas locas de comer empanadas.
El sábado es el último día del fin de semana pero es casi un día normal, vas de compras, la gente sale y no tiene mucha diferencia a como se vive este día en Chile.
El domingo que es el primer día hábil, pero funciona a media maquina, los niños van al colegio, los bancos están abiertos y es relativamente normal, solo que si quieres ir a un lugar donde la gente es cristiana, lo encontraras cerrado.

Siempre siento que el fin de semana es mas largo, es como si tuviéramos 2 días y medio de fin de semana, lo cual no esta nada de mal.

El sistema de año escolar es igual al europeo, parte el año a fines de agosto y termina en junio (verano por estos lados), acá es donde mas sufro, ya que siempre hablo del año pasado, asociando al termino del colegio y aun estamos en el 2007.

Ni hablar con las estaciones, que son el opuesto perfecto de las chilenas y al parecer yo tengo grabado en mis genes la forma de asociar cada mes a temperaturas, actividades y eventos, es así como no me doy cuenta que viene la navidad, ya que el año escolar esta en la mitad y más encima hace frió.

En octubre saco la ropa de invierno y guardo todo lo que normalmente habría usado en esa fecha, en febrero llega mi cumpleaños y yo ni me entero, porque jamás había celebrado en invierno, ahora tengo 34 veranos y un invierno.

El estar acá hace que seamos entre 5 y 7 hrs. mas viejos que en Chile, dependiendo del horario de verano o invierno, ¿donde están esas preciadas horitas?

De verdad y es una constante, yo vivo perdida, vivo a destiempo, siempre creo que es un día distinto de la semana y ni hablar con los meses, mi gran solución, hasta ahora, fue que colgué un gran calendario en la cocina y me he vuelto completamente dependiente de el.

viernes, 19 de octubre de 2007


El idioma…o los idiomas.



En Egipto el idioma oficial es el árabe, pero un gran porcentaje de la población habla ingles y otro tanto francés. En las clases más altas el árabe casi no se habla o es un mix de árabe e ingles, alguna vez escuche de un egipcio que el árabe se estaba perdiendo ya que hay gente que lo considera de clases bajas, no creo que sea así.
El árabe que se habla en Egipto es distinto al que se habla en los otros países, es un árabe de la calle y no el clásico y es por eso que a veces no se entienden ni entre ellos mismos, debe ser lo que nos pasa a nosotros los chilenos con los cubanos o panameños.

Todos los días los empezamos en español, pero a la hora ya estamos funcionando en dos idiomas mas, si bien, por ley en la casa se habla español a las niñitas a veces les cuesta expresar una oración completa en la lengua materna y terminan metiendo palabras en ingles.

La más chistosa es la menor, “J”, ella se rehusaba a entrar al colegio ya que debía hablar en ingles, pero después de casi dos meses de clases esta feliz y habla en ingles con el papa, con sus hermanas y con la nana, a mi, no me aguanta ni un “ok”, no soporta que le diga nada en ingles o árabe.

Ya que la Srta. “J” aun usa chupete tiene problemas con la pronunciación de la “Rr” , así que ella no encontró nada mejor que usar el sonido de esta consonante en ingles, entonces cuando dice por ejemplo ratón, suena como una gringa chica tratando de hablar en español, ella le da a todas las “r” el sonido hueco que tiene en ingles.

En lo cotidiano el tema es entretenido, si bien, en un principio, no entendía el ingles de los egipcios, ya que tiene un acento muy marcado, ahora se me hace más fácil entenderlos a ellos que a un Norteamericano.

Para las cosas domesticas se usa el árabe, uf el idioma difícil, tiene sonidos que son imposibles de lograr, algunos de ellos salen directamente de la garganta.

Yo creo tener buena oreja, pero hay palabras que definitivamente no las puedo pronunciar.
Tienen una letra que el sonido es entre una J y una H, esta es la peor, es imposible, por otro lado están una serie de palabras en las que solo cambia el acento y el significado es absolutamente distinto, es así como Pirámides se dice Háram y pecado es Harám, se pueden imaginar que le pida al taxi que me lleve a los pecados.

Ni hablar de los colores, rojo es ajhmar, amarillo asfar, verde ajhdar, en esto siempre termino mostrando el color que quiero.

En cuanto al lenguaje corporal, también presentamos diferentas, así que no se puede confiar en que entendieron el significado que un gesto tiene para nosotros. Cuando nosotros queremos que decir con las manos que esperes un poco, levantamos la palma y la agitamos de adelante hacia atrás, cuando un egipcio te dice que esperes junta los cinco dedos al centro y mueve la mano de abajo hacia arriba.
Podría dar muchos ejemplos de las diferencias en el lenguaje corporal, pero no es fácil graficarlos.

Definitivamente al principio fue toda una experiencia salir a la calle y hacer las cosas más simples, como comprar el pan o trasladarse de un lugar a otro, por suerte siempre estuvo la buena voluntad de ellos por entender.

Una vez le pregunte a “P”, mi amiga chilena, como se decía derecha e izquierda, palabras muy útiles en el taxi, ella me dijo, izquierda shimel, derecha imin y además agrego “acuérdate de imán para la izquierda”, cuando quise usar las palabras las había olvidado por completo y para peor no me acordaba de la palabra que tenia que recordar para asociarla.

No se porque se hace tan difícil memorizar estas dos palabras, si bien ya las tengo súper asimiladas, me costo un montón. Tengo un amigo, “W”, que por un buen tiempo decía shimin, la mezcla de shimel e imin, claramente cuando la usaba solo generaba caras de desconcierto.

La verdad es que si bien ya no hay tantos problemas con el tema del árabe en un principio fue todo un mundo de equivocaciones y de palabras mal dichas.

Las niñitas entiende el árabe y me traducen cuando yo quedo corta, aun así, ellas no lo quieren hablar y solo lo usan en casos de emergencia, seguramente con el tiempo se relajaran y lo usaran tan fluido como el ingles.

Una de las razones de venir a estas tierras faraónicas fue el que las niñitas ganaran un segundo idioma y gracias a Dios ya tienen un tercero también, no se si a la larga el árabe sea útil en sus vidas, pero quien puede saberlo.


(Las palabras que escribo en árabe son como yo las escucho, no quiero decir que así se escriban)

martes, 16 de octubre de 2007

¿Y las Pirámides?...


No puedo postergar mas el tema, no puedo seguir escribiendo de Egipto si no les cuento de las Pirámides de Giza.

Hasta ahora ya las he visitado cinco veces y las he visto desde el camino cientos de veces más.
Las Pirámides encantan y no dejan jamás de asombrar y podría ir 500 veces y seguramente mi asombro no terminaría.

Al segundo día de estar en Cairo teníamos un almuerzo de bienvenida, al ir camino al restaurante aparecieron estas moles, quedamos pegadas a la ventana del auto, con ganas de que no avanzara muy rápido para poder verlas desde la distancia y disfrutarlas, era para mi hacer real la foto del atlas o de cualquier libro del colegio en que se mostraban Keops, Kefren y Micerinos.

Llegamos a un acuerdo con “A” y decidimos que las visitaríamos juntos, ya que empezaba la cosecha debíamos esperar a que él regresara a Cairo, así que esperamos y esperamos, hasta que por fin llego el día y las visitamos como cualquier turista, mirando hacia atrás este fue un gran error, pero lo disfrutamos.

Contratamos un auto con un chofer que hablaba español para que nos llevara, salimos del departamento a las 7:30 a.m. (por el calor siempre es aconsejable ir temprano), en el camino el chofer nos hablo que podíamos recorrer las Pirámides en camello, las niñitas fueron las primeras en decir “SI”, yo que no me subo a un caballo, no sabia que haría en un camello, pero en fin, estaba en Egipto e iba a visitar las Pirámides.

Llegamos a una callecita donde estaban los camellos descansando, en ese lugar los contrataríamos y el chofer nos esperaría a nuestro regreso.

Como somos 5 debíamos ver quien se subía con quien, ya que las niñitas, por su edad, no podían ir solas en un camello, como es lógico fue 3 y 2.

A mi me toco con “C” mi hija del medio y fuimos las primeras en subirnos al camello que estaba placidamente acostado, nadie nos aviso que primero se paraban con las patas traseras y de manera brusca, así que apenas se paro yo aplaste a “C” contra una parte de la silla, el llanto fue inmediato, no de dolor, sino que de susto, además el animal parecía enojado y hacia unos ruidos horribles, como comprenderán no alcanzo a levantar las patas delanteras cuando nosotras ya estábamos abajo, esta ha sido la única vez que he tenido algún tipo de acercamiento a los camellos.

Al ver el fracaso de nuestra expedición en estos enormes animales nos ofrecieron un carruaje, tipo Victoria, y fue lo que finalmente contratamos, iríamos felices trasportados por un caballo árabe precioso, era perfecto, pero no contábamos con que el caballo tenia problemas estomacales y si bien su primera descarga fue un ataque de risa generalizado, ya a la media hora estábamos todos con ganas de vomitar y las niñitas sintiendo pena por el pobre caballito enfermo.

Llegamos a la entrada, esa vista ya era suficiente, era increíble estar ahí, ¡estábamos en las Pirámides!, estábamos viendo la única de las 7 maravillas que aun esta en pie. (Dato aparte, solo Keops es considerada una de las 7 maravillas y no el conjunto de pirámides)

Pagamos nuestro ticket de entrada, que son muy baratos, tomando en cuenta el lugar que visitábamos, el chofer pedio que se los entregáramos ya que la policía turística podía pedírselos.

Empezamos el recorrido en nuestro carruaje con el caballito que necesitaba urgente una pastillita de “diaren”, primero Keops, enorme, preciosa, fotos y mas fotos, luego Kefren, también impresionante y finalmente Micerinos, bella.
Todo nuestro paseo iba acompañado por la voz del conductor de la carroza que hablaba de un ingles que no se entendía nada.

Por suerte, cuando estas caminado por las Pirámides hay muchos camellos esperando para que te saques fotos con ellos, así que el resto de la familia pudo subirse y tomarse la foto de rigor, con mi hija “C” solo miramos y nos poníamos para la foto a una distancia prudente.

A lo lejos vimos un mirador y le pedimos a nuestro amable chofer que nos llevara, pero el dijo que no estaba permitido, bueno a este mirador ya he ido 3 veces y claramente si esta permitido, el no quería perder mucho tiempo para así tomar a otros turistas.

Seguimos camino a la Esfinge, al llegar nos bajamos, ya que puedes entrar y verla desde muy cerca, una vez que estábamos en la entrada nos pidieron los famosos ticket, sin ellos no puedes entrar, explicamos que se los había dejado el hombre del carruaje y nos miraron con cara de “otro chofer apurado” y después de unas cuantas palabras entre los policías nos dejaron pasar.

En todo el recorrido están, como diría “Z”, las moscas playeras, vendedores que te ofrecen en todos los idiomas sus productos, son capaces de seguirte por horas para que termines comprando algo, era nuestra primera vez y caímos con todo, compramos el camello de peluche, los pañuelos árabes y cuanta cosa bonita había.

La esfinge es realmente impresionante, con su nariz cortada, las patas de león y su actitud de poder, es realmente maravillosa.

Durante todo nuestro primer recorrido en Giza tenia una sensación de alegría, de asombro, pensaba “de verdad estoy acá”, siento que jamás pude cerrar la boca en las 2 hrs. y media que duro nuestro paseo.

Al salir del sector de la esfinge nos esperaba nuestro ya querido chofer, tratamos de preguntarle porque nos había pedido los tickets, pero no valía de nada, ya que parecía no entender.

Camino de regreso al auto, por unas calles con mucho trafico y sin sabe bien donde estábamos, el carruaje se detuvo y en el mejor ingles que tenia el conductor nos pidió una propina para llevarnos de regreso, “A” le dijo que ya se había pagado el servicio y el que debía terminarlo, el hombre se enojo, se sintió ofendido y decía que el había sido un excelente guía y que merecía una propina, las niñitas empezaron a sentirse nerviosas y a preguntar que pasaba, finalmente se le dio la propina de muy mala gana, ya que desde nuestra visión la propina es un acto voluntario y no una obligación y a esas alturas sentíamos que el tipo no merecía “tip”.

Llegamos al lugar que nos esperaba el auto y ahí fue la primera vez que nos dimos cuenta que en Egipto no sacas nada con reclamar, todas las respuestas fueron “Sorry” y “Mahalesh (mala suerte en árabe)”.

A pesar de todo, del chofer, del caballo enfermo, de poner cara de buenos para que nos dejaran entrar al sector de Esfinge, de no poder visitar el mirador, de que nos hicieran pagar extra para llevarnos de regreso, de haber gastado 10 veces lo que gastamos ahora en una visita a Giza y de haber comprado cuando tontera había, esta ha sido lejos la mejor experiencia que he tenido, la sensación de estar de ahí, la emoción que me dio el caminar por primera vez alrededor de las Pirámides, el sentir la historia y el tiempo, el ver la cara de asombro de las niñitas y de “A”, que definitivamente no era distinta a mi propia cara.
Creo que por esto regreso cada vez que puedo y la sensación siempre es la misma.

Continuara……de las Piramides hay mucho por contar.

lunes, 15 de octubre de 2007


También se aprende algo de español…


Hasta antes de salir de vacaciones de verano (en estas tierras, junio) nos juntábamos un grupo de chilenas a tomar desayuno los días miércoles de cada semana, nos turnábamos las casa y era una buena oportunidad de intercambiar datos, experiencias y un sin fin de cosas y para mejor, en español y en mi acento.

Fue en uno de estos desayunos donde descubrí que mi vocabulario presentaba grandes carencias y que necesitaba averiguar de una palabra en específico, EXPATRIADA.

Eso era yo una expatriada y me sonó mal, es mas, me sonó terrible, era como si no tuviera patria, como sentirme despoja de mi identidad de chilena.

Lo primero que pensé, fue, “ay que ofensivo”, yo soy extranjera en español, foreigner en ingles y jaguaga en árabe, pero no soy expatriada, por otra parte mi pasaporte puede tener visa de turista o de residente, pero no tiene ningún timbre o estampilla que diga esta palabra que suena tan feo a mis oídos.

Bueno, como no quería pasar por ignorante, solo callé y la conversación siguió como si nada, como si nadie se hubiera percatado de tamaña palabra, como si para el resto de las presentes fuera absolutamente normal que las llamaran de esa manera.

Al llegar a mi casa, por supuesto, corrí a Internet a buscar y este fue el resultado, segun la R.A.E.

Expatriado, da.
(Del part. de expatriar).
1. adj. Que vive fuera de su patria. U. t. c. s.

Ups!!! Soy una expatriada.

jueves, 11 de octubre de 2007

ALGO DE LO MALO

CF



Este es un tema complicado de tocar, pero lo hago porque aquí fue la primera vez que escuche de el, creo que aun en Chile y en muchos países de Latino América vivimos en una burbuja y poco sabemos de los rituales de otras culturas.

La primera vez que escuche hablar de la Circuncisión Femenina (CF) o Mutilación genital femenina, fue en mi departamento con un grupo de amigos, la verdad es que no podía creer lo que escuchaba, no entendía que hablaban, pedía que me lo repitieran, porque quizás por el idioma yo estaba entendiendo mal, pero no, era tal cual lo habían dicho y como yo lo había entendido en el principio, hablaban de la CF. Desde mi punto de vista es el ritual más horrible practicado sobre niñas que no tiene opción de elegir.

La CF es una practica cultural de los países Africanos (se dice que algunas tribus colombianas también la practican) y en el mundo se han realizado mas de 130 millones. El objetivo es que la mujer llegue virgen al matrimonio y no los deshonre, ya que al parecer las mujeres no pueden controlar su deseo y esto haría caer en desgracia a toda la familia.

Lamentablemente como les dije antes, es una practica cultural y no tiene relación con la religión y por lo mismo se hace mas difícil su erradicación. En un principio pensé que esta practica era exclusiva de las clases sociales mas bajas o de sectores rurales, las cuales no tiene acceso a la educación y viven en el total analfabetismo, pero no es así, esta, hasta hace unos meses, se practicaba en clínicas privadas para la gente de mas recursos y después de la muerte de una niña de 11 años el gobierno prohibió este tipo de cirugías.

Por lo menos es un avance, ¿pero que pasa con las niñas que son mutiladas en la mas absoluta clandestinidad?, donde este ritual es llevado a cabo por una curandera o la pariente mas viaja de la familia, además usando para esto piedras afiladas, cristales, cuchillos o cualquier material con filo y sin anestesia ni desinfección, ya se pueden imaginar el nivel de enfermedades que pueden contraer y es por eso que muchas llegan a la muerte.

Permítanme ser irónica, pero pobres hombres que son tentados por las mujeres promiscuas, mujeres que no saben controlar su deseo.

De verdad este tema no es fácil y a mi causa una rabia enorme, ¿porque una mujer que sufrió esto es su niñez hace lo mismo a sus hijas?.

Esta vez no he podido ser muy imparcial en lo que les cuento, porque de verdad me supera.

Para no quedarse cortos en esta practica, a falta de una manera, tienen tres, desde la amputación del clítoris, pasando por la mutilación completa de este y la final y como broche de oro, la mutilación, corte de labios y cosido final, llamada esta la circuncisión faraónica.

Hay muchos organismos trabajando en la abolición de esta manera casi primitiva de conservar la virginidad de la mujer hasta el matrimonio, la ONU entrega muchos recursos para educar a la gente y hacerles entender el mal que se genera.


En este caso en particular Egipto pasa a ser un país completamente Africano.




.

miércoles, 10 de octubre de 2007



El pequeño Faraón adentro…

No puedo generalizar sobre los egipcios, solo puedo hablar de ellos desde mi minúsculo círculo y de la impresión que me causan o de las cosas que he visto de ellos, dejando por supuesto de lado la religión.
Ellos reconocen que cada uno lleva un pequeño faraón adentro, ya sean pobres, ricos o de clase media, este faraón los gobierna.
Les encanta el servilismo, los que pueden pagarlo, tienen en sus casas un sin fin de empleados, chofer (uno por auto), cocineros, persona para la limpieza y una nana por niño y ojala sea Philipina, ya que son las que tienen mas paciencia para tratar a los pequeños faraones.
Les encanta todo lo que viene de afuera y en general son muy hospitalarios con los extranjeros, siempre te ayudaran o intentaran hacerlo, no es raro que les preguntes por un lugar y ante la imposibilidad idiomática de explicarte te llevan a tu destino, la primera vez que me paso esto fue en el centro de Cairo, estábamos paseando con las niñitas y tenían sed, pregunte donde había un Mc Donals o KFC, un egipcio me indico que lo siguiera, la verdad es que con lo desconfiada que soy no se porque lo seguí, pero a 3 cuadras de caminar encontramos Mc Donals y casi nos dejo sentadas en una mesa.
Siempre se esfuerzan en ayudar y se agradece de sobremanera lo gesticulosos que son, porque a veces no se les entiende ni una sola palabra, pero solo hablan sus manos.
Los hombres son mirones hasta el cansancio, caminan de la mano o tomados del dedo o el brazo, se saludan de beso y tienen mucho contacto físico entre ellos, cosa que me llamo mucho la atención en el principio, con las mujeres el tema es absolutamente distinto, a las cuales solo miran, no esta permitido que se saluden de beso o que siquiera las toquen, con mucha suerte se saludan de mano.
Una vez y después de mucho tiempo de frecuentar a mi amiga “M” llego su marido, yo me pare como siempre a saludarlo, pero esta vez distraídamente me acerque para darle un beso en la mejilla y no extendí la mano como siempre, el pobre se complico entero y no supo como reaccionar, en ese mismo instante comenzaron mis disculpas.
Las mujeres se dan hasta seis besos cuando se saludan y por ley son dos, cosa que también me costo acostumbrarme, porque incluso entre mis compatriotas se saludan así, muack muack.
El egipcio ama la noche y les encanta vivirla, ya sea que salgan a comer o a caminar por los puentes del Nilo, si Cairo es una ciudad que no duerme es por sus habitantes, acá puedes salir a comprar zapatos a las 3 a.m. o cortarte el pelo a la hora que quieras, siempre hay algo abierto, siempre hay algo que hacer.
Ellos son los reyes del “home delivery”, todo te lo traen a la casa, estas a una llamada de teléfono de cualquier cosa que necesites, por ínfima que sea. Al principio yo lo encontraba increíble, pero después del tiempo entendí que ellos buscan la manera de generar trabajos de cualquier forma y los repartidores están en espera de cualquier llamado para ganar la propina que les darás.
En la calle es usual verlos pelear por las cosas mas increíbles, gritan, gesticulan, se pelean por todo y no puedo negar que si bien al principio me asustaba, ahora ya da un poco de lata escucharlos, a ellos no les importa quien este presente o donde estés, los gritos fluyen inmediatamente.
Las mujeres en general tiene un andar tosco, poco femenino, pero en el minuto de bailar se convierten en los seres mas sensuales del planeta, la música las transforma y saben moverse desde que son unas niñas, ellas bailan con los ojos, las manos, las caderas, todo su cuerpo es capaz de moverse de manera independiente y armónica, si bien siempre me ha encantado bailar y nunca me he quedado sentada en una fiesta, al lado de ellas puedo parecer un tronco, mi pobre amiga “M” y su hermana se han esforzado en enseñarme, hasta ahora logre mover las caderas y los brazos, pero no como ellas, creo que lo de los ojos será imposible y tendré que nacer nuevamente y como egipcia para lograrlo.
Para los egipcios la puntualidad esta atrasada en un par de horas, no hay caso siempre llegan tarde y generalmente la excusa es muy buena, lo peor es cuando ni siquiera dan una excusa.
Que llevaremos los chilenos dentro, ¿un pequeño Cacique o un Toqui o un Lonko?, quien sabe, si se que los egipcios llevan un Faraón.

lunes, 8 de octubre de 2007

Una imagen vale mas que mil palabras y dos imagenes, dos mil. Taxis 2.










Por fin ya llega el Aid-al fitr...
Hoy es 26 de Ramadan, los días en este mes se cuentan de esa manera, en 4 días terminara el mes del ayuno, Alhamdulila (Gracias a Dios), nuevamente fue agotador para todos, para los musulmanes por la falta de sueño y las carencias que implica este ayuno, para nosotros los observantes hemos tenido que modificar nuestros horarios a los suyos, soportar el mal genio reinante, el trafico que se ve intensificado en ciertas horas y todo lo que implica no estar insertos en esto de manera mas activa.
Los últimos 10 días de Ramadan son los mas fuertes, las oraciones son mas largas y se intenta rezar mas veces en el día, el cansancio les empieza a pasar la cuenta y muchos de ellos duermen solo 3 hrs.
Este fin de semana se celebrara el Aid-al fitr, esto dependerá de la luna, pero hasta ahora el día jueves será el Takbir o ultimo día de Ramadan, así finalizado el ayuno empieza la fiesta del Aid-al fitr, esta es para los musulmanes realmente una fiesta, ya que sienten haber cumplido su orden y vencido al demonio.
Este Aid serán cuatro días de celebración donde se compran ropa nueva, se regalan juguetes a los niños y se celebra con la familia y los amigos, en Cairo, todos salen a las calles a celebrar, se llenan de gente los puentes, los parques, las avenidas, es como si nadie quisiera estar dentro de sus casas.
La víspera del Aid es algo así como lo que vivimos los cristianos el día 23 y 24 de diciembre.
En lo netamente Islámico, en víspera del Aid se hace la ablución mayor (o sea se bañan), se comen dátiles y semillas, se viste con la mejor ropa, se reza la oración del Aid, lo importante para ellos es siempre tener presente la intención, el porque lo hacen y jamás se deben cometer excesos en esta fecha.
Para nosotros será un “long weekend”, una oportunidad, al igual que para ellos, de estar con la familia, de salir a conocer, pasear y descansar.
La próxima semana y por 11 meses mas regresaremos a la normalidad y todos seremos nuevamente habitantes de esta ciudad sin mayores distinciones, sin reparar en si eres musulman o no, las niñitas tendrán su jornada completa de clases y podrán tomar su snack en el patio del colegio y no en las salas para los niños que no ayunan, los negocios ya no cerraran en el magrib, se sacaran las mesas, sillas y carpas, donde la gente mas pobre comía, podremos nuevamente tomar agua en la calle, ya que dejamos de hacerlo por respeto y se le quitara al trafico este caos adicional y solo quedaran los alterados de siempre.
De verdad, nuevamente esto fue intenso y eso que aun no termina...

sábado, 6 de octubre de 2007


Una reflexión en verde esperanza...

Hoy estoy sola con “J”, mi hija menor, las niñitas mas grandes se fueron a dormir a la casa de una amiga Peruana, es increíble la cantidad de gente de otras nacionalidades que empezaron a entrar a nuestras vidas, gente de Italia, Perú, Mozambique, Filipinas, Kenia, Arabia Saudita, España, Bulgaria, Pakistan, Tanzania, uf son tantos que podría escribir casi todos los países del mundo, con ellos nos hemos relacionado por el colegio, por mis clases de ingles, porque son amigos de algún amigo y a pesar de lo distintos que podemos ser, podemos convivir, compartir, entendernos, ser amigos.

De todos ellos he aprendido, a todos el día que ya no este aquí los recordare con un cariño inmenso porque han hecho mi paso por estas tierras de faraones mas llevadera, mas grata.

A mucho de ellos los he estrujado a preguntas, sobre todo a mi amiga “M” para poder entender mas el Islam y de la vida desde la visión de una mujer musulmana.

Para mis niñitas ha sido un aprendizaje impagable, espero que esto les deje la capacidad de ser adultas mas tolerantes, que entiendan un mundo de manera global, sin tantas diferencias, que vean a la gente como seres humanos únicos e independientes, que las creencias, la religión, el idioma o la nacionalidad solo sea un dato adicional y no la esencia de la gente que las rodee.

Como alguien muy querida dijo por ahí, yo abro los ojos ante las cosas que otros no quieren ver, yo quiero que esta experiencia, esta distancia física de la gente que amo, valga la pena, quiero aprender, quiero saber, quiero seguir sintiendo esta ciudad, no entiendo este crecimiento de otra manera.
Se que Cairo agobia, cansa y que a veces quieres dejar de escuchar la ciudad, pero Cairo se ama o se odia, no hay puntos medios, Cairo no acepta medias aguas y Alhamdulila (gracias a Dios) yo lo amo.

jueves, 4 de octubre de 2007


Las tormentas de arena…

Como ya les dije es mi segundo año y todo tiene segundas veces, con las tormentas de arena no es distinto, ya que casi es un evento programado, si bien no se sabe el día ni la hora, si se sabe muy bien la estación y así como en primavera muchos se llenan de alergias, nosotros por acá nos llenamos de arena del desierto.

Eran las 15:00 hrs. de un día cualquiera de primavera, de nuestro primer año en Cairo, estábamos con las niñitas jugando a los naipes, cuando sin aviso todo se oscureció y tomo un color amarillo anaranjado, sin saber que pasaba no pegamos a ventana y empezamos a mirar, la nana, también nueva en la ciudad, me preguntaba que esto y yo no sabia que responder, parecíamos chupones tratando de ver algo, como si la ventana nos fuera a dar la respuesta o como si efectivamente pudiéramos ver. Cuando salí de la impresión llame a “P” y le pregunte, este fue el dialogo, traten de imaginar mis caras,

Yo: Hola sorry, pero ¿Que pasa?, ¿porque esta todo amarillo?
“P”: (con la calma de tener años de vivir acá) cierra las ventanas, cortinas, apaga el AC y pon una toalla en la rendija de la puerta, esto es un JAMASIN.
Yo: Un queeee!!!????
“P”: una tormenta de arena.

Tarde fueron las recomendaciones o mi llamado, efectivamente la arena ya estaba adentro y la teníamos hasta en el pelo, el espectáculo fue hermoso, a pesar de todo y de los estragos que genera, la temperatura era de 36º y el aire se puso denso, incluso difícil para respirar, era mi primera tormenta de arena y yo estaba dispuesta a disfrutarla.

Las mas grande que he visto hasta ahora, vino el año pasado, cuando llego la época de Jamasin y a diferencia del año anterior, venían varias tormentas, pero eran menores, no molestaban, eran un dejo a tierra en el aire, hasta el día 17 de abril en que yo estaba con “Z” y “J” en el Guecala (mercado de las telas), hacia calor y empezó el viento, los techos de lona del lugar comenzaron a levantarse y a tirar el polvo acumulado, cuando el viento aumento y comenzamos a sentirnos inseguras en el lugar caímos en cuenta que era un Jamasin y de los grandes, salimos muy rápido de ahí, ya que las latas y los fierros que sostenían las lonas empezaban a sonar muy feo, tomamos un taxi con destino a mi casa, pero en cosa de minutos la visibilidad había bajado considerablemente y también empezó una lluvia que después paso a granizos, decidimos cambiar el rumbo he ir a buscar a las niñitas al colegio, al llegar en el colegio se había caído un árbol de la entrada, se habían volado un par de ventas y por supuesto ellas estaban muy asustadas, debieron salir del colegio con mascarillas y lentes, ya que el aire estaba irrespirable. Al llegar a casa nos encontramos que estaba todo lleno de arena, a pesar de las recomendaciones dadas a la nana por teléfono, nos demoramos dos días en limpiar y por semanas sentimos el polvo en la nariz.
Al tener a las niñitas conmigo en la casa volvió mi calma y empezamos a ver con más en detalle lo que pasaba, comenzamos a sentir los ruidos, el como la arena golpeaba las ventanas y ya no quedaba nadie en la calle, eran las 12 del medio dia y teniamos las luces prendidas.
La tormenta duro todo el día y parte de la noche, al siguiente día la ciudad se vestía de amarillo.
Es increíble las sensaciones que provoca la naturaleza, el como quedas a su disposición, nadie la controla y solo nos sometemos a su voluntad.

martes, 2 de octubre de 2007


Día a día….hoy los taxis.

Esto ha sido difícil, complejo, el terminar cada día y pensar si lo hiciste bien o no, cada día aprendo algo nuevo, cada día es un nuevo tema, una nueva experiencia y no solo por estar en Cairo, creo que finalmente es mi esencia.
Siempre trabaje, siempre fui, lo que se llama, productiva y esta es la primera vez que soy mantenida y para que les voy a decir una cosa por otra, no es nada de malo J.
Me dedico a las niñitas, a la cocina, a las tareas, a los paseos, las clases de ingles, la lectura y mil cosas más que invento para ocupar mi tiempo, este blog es una mas de ellas.

Cada día en esta ciudad se debe lidiar con los taxistas, es el medio de transporte mas decente y por lo demas muy barato, esto es toda una experiencia, primero debes gritarle al taxista a donde vas, mientras pasan por la calle, porque no paran, si les conviene paran y tu corres a subirte, una vez a dentro tu suerte es variada, una y la mas usual es que sean parlanchines y te pregunten mil cosas en árabe y aunque no les respondas y trates de hacer que no entiendes, ellos insisten e insisten, la otra y es que te toque uno mal genio y que te deje a 4 cuatro cuadras de donde finalmente era tu destino y la peor es la del taxista religioso que va escuchando el Coran por la radio con el volumen al máximo y te bajas sorda y mareada.

Los taxis son un espectáculo, lo primero es que atrás jamás encontraras las manillas para bajar los vidrios, así que debes pedírsela al conductor y una vez que el vidrio este abajo o arriba, según la necesidad, la devuelves y ojo, porque si bajaste mucho el vidrio no te miran con buena cara si les pides este bien tan preciado nuevamente, adentro de este templo de tierra encontraras todo tipo de luces de neon, monitos colgando que hacen ruido, el perro que mueve la cabeza es nada en comparación con la decoración que aquí se usa.

Los taxistas generalmente manejan sin zapatos, así que siempre es mejor ir atrás.
Una vez que por fin llegaste a tu destino y si no fijaste el valor de la carrera antes de subirte, lo mejor es bajarse por lo menos 10 mts. mas lejos del lugar, ya que una vez abajo y con las puertas cerradas le entregas el valor de la carrera por la ventana y caminas hacia el lado contrario del trafico, por mas simpático que sea el chofer, siempre dirá que es poco, sobre todo si eres extranjera.

Lo otro que a mi me paso y que les pasa a muchos (mal de muchos, consuelo de giles), es que les pagas y te cambian muy rápido el billete y te dicen que te equivocaste, a mi me la hicieron una vez y hasta hoy reclamo de la pica que me da, la segunda vez que intentaron hacerlo, me quede dentro del taxi y empecé a llamar a la policía, el tipo casi se murió y me pidió que me bajara.

Los taxistas así como todos los conductores de Cairo tienen el tic de la bocina, no se sabe porque pero la tocan y por supuesto que no es el típico “titi” sino que es la cucaracha u otro tipo de música por el estilo, cuando deben retroceder el auto cobra vida y una encantadora mujer dice “cuidado vehiculo retrocediendo”, pero en árabe, ni les digo los ruidos de los señalizadores y los frenos.

Ellos son los dueños de las calles, se meten contra el tráfico, retan a los policías, les gritan a los otros conductores y ni hablar si se les cruza un pobre peatón.

Como sea este es el medio de transporte más rápido y seguro, como alguien me dijo después de bajarme por primera vez de un taxi “WELCOME TO CAIRO”