sábado, 18 de abril de 2009

Muqattam


Todas las fiestas religiosas de orden cristiano se viven atrasadas en Egipto, esto debido a que los Coptos (cristianos) celebran todo una semana después de los católicos.

La celebración de Semana Santa se junta con Sham el Nessim, que significa “La inhalación de la brisa” y es una fiesta que tiene orígenes faraónicos y marca el inicio de la primavera.

Es por estas dos fiestas anteriores que tendremos 4 días de descanso y fiesta.

El domingo pasado llegaron unos chilenos de visita, con ellos fuimos a visitar el barrio Copto y las iglesias de Muqattam.

Muqattam es también conocido como el barrio de la basura, es aquí donde los Coptos se hacen cargo de los desperdicios de los habitantes del gran Cairo.


En las calles se ven apilados los sacos de basura que ellos van entrando a sus hogares para seleccionarlos.



Las calles son de tierra, el olor es fuerte y la imagen es dolorosa y sobrecogedora apesar de la sonrisa de la gente.

Esta fue mi segunda visita al barrio pero la primera en que voy a las iglesias del barrio.



Estas iglesias son llamadas “El refugio de los Coptos en las montañas” y aquí se celebran misas en las que asisten cada jueves miles de personas.



El día que visitamos el barrio se celebrara Domingo de Ramos y cada rincón estaba repleto de gente que quería llegar a la iglesia.

La gran iglesia esta dedicada a San Simeón y es una cueva de roca al aire libre, como un anfiteatro romano y tiene las imágenes religiosas tallas en piedra del mismo cerro, hay miles de escalinatas donde la gente se sienta a celebrar la misa mirando un altar que sale de la misma montaña.


Lo primero que pensé al llegar ahí era que el cerro se venia abajo en cualquier momento ya que por su forma curva pareciera que le faltaran pilares para darte seguridad y sostenerlo, pero a los pocos minutos te envuelve la calidez del lugar y la paz a pesar de la cantidad impresionante de gente a tu alrededor.

Cuando creo que ya no hay muchas cosas nuevas que contar me encuentro que en pocos días nuevamente Egipto me llena de historias.

martes, 7 de abril de 2009

Desayunos Latinos.


Las mujeres de habla hispana de Cairo se agrupan en un club(ver), este trabaja básicamente en actividades de caridad y social con lo cual se recaudan fondos que va directamente al primer punto señalado.

Una de las actividades tradicionales del club es la realización de un “café mensual”, correspondiendo este mes a los países de Chile, Argentina, Perú y Paraguay.

En el caso de comunidades mas grandes, como es el caso de Colombia, realizan el desayuno ellas solas y no comparten con otros países, pero las chilenas somos solo 9.

En esta oportunidad, ya es mi tercer año, preparamos comida típica, pastel de papas y choclo, pebre, sopaipillas etc. además de ello, preparamos 2 bailes típicos, la Cueca y la Trastasera.

El club además cuenta con una revista de circulación mensual, ella trae datos y orientación de la ciudad además de un reportaje del país que patrocina el café ese mes.
Por estar compartiendo esta actividad, los reportajes son 4 y a mi me encargaron el de Chile.

La idea era escribir todos sobre el mismo tema y este fue “gastronomía típica”. Parece que yo me entusiasme mucho y escribí más de las palabras aceptadas por país, por lo cual se tuvo que acortar y se indica en la revista que se puede visitar mi blog para leer el texto completo.

Aquí se los dejo y bienvenidas Señoras.

Hay una discusión constante con respecto a los platos típicos de cada país en America de sur, esto debido a que compartimos historia y tradiciones que se van mezclando con los años y el intercambio cultural hace crecer la cocina tradicional de cada lugar.

Es así como encontramos una variedad de platos muy similares que se han ido adecuando a los ingredientes disponibles en cada país.

El sello en olor y sabor de la comida chilena lo dan especies como el orégano, el comino, el ajo y el ají, estos son los condimentos base de la comida típica nacional. Este olor y este sabor es aquel que añoramos todos los que nos encontramos lejos de nuestra patria.

Dentro de nuestros platos mas famosos estas, las Empanadas, el Pastel de choclo, las Humitas, Cazuelas, Porotos granados o con riendas y el infaltable Caldillo de congrio, el cual fue merecedor de una Oda escrita por nuestro poeta y premio Nobel chileno, Pablo Neruda.

Es en el Caldillo de congrio donde se funde la tradición pesquera de Chile y los productos agrícolas del valle y las huertas, si todo lo anterior lo acompañado de un delicioso vino blanco de la zona central harán que la experiencia de este sabor sea inolvidable.



ODA AL CALDILLO DE CONGRIO



En el mar
tormentoso
de Chile
vive el rosado congrio,
gigante anguila de
nevada carne.
Y en las ollas
chilenas,
en la costa,
nació el caldillo
grávido y suculento,
provechoso.
Lleven a la cocina
el congrio desollado,
su piel manchada cede
como un guante
y al descubierto
queda entonces
el racimo del mar,
el congrio tierno
reluce ya desnudo,
preparado
para nuestro apetito.
Ahora
recojes
ajos,
acaricia primero
ese marfil
precioso,
huele
su fragancia iracunda,
entonces
deja el ajo picado
caer con la cebolla
y el tomate
hasta que la cebolla
tenga color de oro.
Mientras tanto
se cuecen
con el vapor
los regios
camarones marinos
y cuando ya llegaron
a su punto,
cuando cuajó el sabor
en una salsa
formada por el jugo
del océano y
por el agua clara
que desprendió la luz de la cebolla,
entonces
que entre el congrio
y se sumerja en gloria,
que en la olla
se aceite,
se contraiga y se impregne.
Ya sólo es necesario
dejar en el manjar
caer la crema
como una rosa espesa,
y al fuego
lentamente
entregar el tesoro
hasta que en el caldillo
se calienten
las esencias de Chile,
y a la mesa
lleguen recién casados
los sabores
del mar y de la tierra
para que en ese plato
tú conozcas el cielo.

PABLO NERUDA